miércoles, 18 de diciembre de 2013

Con nieve... raquetas.

En invierno casi todo se para. Las calles se hielan, el viento corta la respiración y la nieve no te deja caminar por la montaña.

Para muchos el invierno es sinónimo de esquí, pero a mucha gente no le gusta esquiar, bien sea por la parafernalia que supone, como porque la prudencia les aconseja cuidar sus rodillas.
¿Quiere esto decir que por no gustarles este deporte rey de invierno deben renunciar a la montaña? En absoluto.
Desde que descubrí las raquetas supe que podía continuar haciendo senderismo durante los meses más crudos y fríos. Estos artilugios son fantásticos por prácticos, cómodos, ingeniosos y manejables. No son en absoluto aparatosos y puedes caminar con ellos con toda seguridad de llegar a tu destino sin colarte hasta la rodilla en un agujero nevado.


No dejéis de iniciar a vuestros niños en este mundo y haced que se adentren en el bosque con toda seguridad, siempre acompañados, por supuesto, de las personas o guías adecuados.
Si vosotros no conocéis recorridos fáciles para realizar excursiones de iniciación o incluso si queréis ir con vuestros amigos a jornadas más intensas, no dudéis en solicitarnos presupuesto que nosotros os conseguiremos un día maravilloso conducido por nuestros guías amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sabías que los comentarios animan a seguir escribiendo?.
¡Sí, tu punto de vista es muy valioso!
MUCHAS GRACIAS POR OPINAR, o plantearnos tus sugerencias o dudas.